PLAN DE ACCION MUNDIAL DE LAS NACIONES UNIDAS PARA COMBATIR LA TRATA DE PERSONAS.

Follow abogadolonghi on Twitter
Naciones Unidas A/RES/64/293
Plan de Acción Mundial de las Naciones Unidas para combatir la trata de personas.PDF
Leer desde el enlace de la ONU
Asamblea General Distr. general
12 de agosto de 2010
Sexagésimo cuarto período de sesiones
Tema 104 del programa
09-47944
*0947944*
Se ruega reciclar ♲
Resolución aprobada por la Asamblea General
[sin remisión previa a una Comisión Principal (A/64/L.64)]
64/293. Plan de Acción Mundial de las Naciones Unidas para
combatir la trata de personas
La Asamblea General,
Guiada por los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y
reafirmando la función que se le encomienda en la Carta, que incluye las cuestiones
relativas al desarrollo, la paz y la seguridad, y los derechos humanos,
Reiterando su enérgica condena de la trata de personas, especialmente de
mujeres y niños, que constituye una seria amenaza para la dignidad humana, los
derechos humanos y el desarrollo,
Reconociendo que la pobreza, el desempleo, la falta de oportunidades
socioeconómicas, la violencia basada en el género, la discriminación y la
marginación son algunos de los factores que contribuyen a hacer a las personas
vulnerables a la trata,
Recordando la Declaración del Milenio, aprobada el 8 de septiembre de 20001,
en que los Estados Miembros decidieron intensificar la lucha contra la delincuencia
transnacional en todas sus dimensiones, incluida la trata de seres humanos,
Recordando también el Documento Final de la Cumbre Mundial 2005,
aprobado por la Asamblea General el 16 de septiembre de 20052, en que se señala
que la trata de personas sigue constituyendo un grave problema para la humanidad y
requiere una respuesta internacional concertada, y se insta a todos los Estados a que
elaboren y apliquen medidas eficaces para combatir y eliminar todas las formas de
trata de personas y refuercen las existentes, a fin de acabar con la demanda de
víctimas de la trata y protegerlas,
Reafirmando su resolución 55/25, de 15 de noviembre de 2000, en que aprobó la
Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional3
y el Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente
_______________
1 Véase la resolución 55/2.
2 Véase la resolución 60/1.
3 Naciones Unidas, Treaty Series, vol. 2225, núm. 39574.
A/RES/64/293
2
mujeres y niños, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la
Delincuencia Organizada Transnacional4, y recordando otras convenciones e
instrumentos conexos, como el Convenio sobre el trabajo forzoso, 1930 (Núm. 29) y
el Convenio sobre las peores formas de trabajo infantil, 1999 (Núm. 182) de la
Organización Internacional del Trabajo, la Convención suplementaria sobre la
abolición de la esclavitud, la trata de esclavos y las instituciones y prácticas
análogas a la esclavitud5, la Convención sobre los Derechos del Niño6 y sus
Protocolos facultativos relativos a la venta de niños, la prostitución infantil y la
utilización de niños en la pornografía7, y a la participación de niños en los conflictos
armados8, y la Convención sobre la eliminación de todas las formas de
discriminación contra la mujer9,
Reconociendo la importancia crucial que reviste el Protocolo para prevenir,
reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, que entró
en vigor el 25 de diciembre de 2003 y en el cual se daba por primera vez una
definición convenida a nivel internacional del delito de trata de personas, con el fin
de prevenir la trata de personas, proteger a sus víctimas y procesar a sus autores,
Recordando todas sus resoluciones relativas a medidas para eliminar la trata de
personas, incluidas las resoluciones 61/180, de 20 de diciembre de 2006, 63/194, de
18 de diciembre de 2008, y 64/178, de 18 de diciembre de 2009, relativas a las
medidas para mejorar la coordinación de la lucha contra la trata de personas, la
resolución 61/144, de 19 de diciembre de 2006, relativa a la trata de mujeres y
niñas, y la resolución 58/137, de 22 de diciembre de 2003, relativa al
fortalecimiento de la cooperación internacional para prevenir y combatir la trata de
personas y proteger a sus víctimas,
Reafirmando la decisión 2004/110 de la Comisión de Derechos Humanos, de
19 de abril de 200410, en la cual la Comisión nombró a un Relator Especial sobre la
trata de personas, especialmente mujeres y niños, con el fin de resaltar la
importancia de que se aplicara un enfoque centrado en las víctimas, basado en los
derechos para luchar contra la trata de personas, especialmente de mujeres y niños,
la resolución 6/14 del Consejo de Derechos Humanos, de 28 de septiembre de
200711, en la cual el Consejo nombró al Relator Especial sobre las formas
contemporáneas de la esclavitud, incluidas sus causas y consecuencias, la resolución
1990/68 de la Comisión de Derechos Humanos, de 7 de marzo de 199012, en la cual
la Comisión nombró al Relator Especial sobre la venta de niños, la prostitución
infantil y la utilización de niños en la pornografía, y la resolución 62/141 de la
Asamblea General, de 18 de diciembre de 2007, en que la Asamblea solicitó al
Secretario General que nombrara a un Representante Especial del Secretario General
_______________
4 Ibíd., vol. 2237, núm. 39574.
5 Ibíd., vol. 266, núm. 3822.
6 Ibíd., vol. 1577, núm. 27531.
7 Ibíd., vol. 2171, núm. 27531.
8 Ibíd., vol. 2173, núm. 27531.
9 Ibíd., vol. 1249, núm. 20378.
10 Véase Documentos Oficiales del Consejo Económico y Social, 2004, Suplemento núm. 3 (E/2004/23),
cap. II, secc. B.
11 Véase Documentos Oficiales de la Asamblea General, sexagésimo tercer período de sesiones,
Suplemento núm. 53 (A/63/53), cap. I, secc. A.
12 Véase Documentos Oficiales del Consejo Económico y Social, 1990, Suplemento num. 2 y corrección
(E/1990/22 y Corr.1), cap. II, secc. A.
A/RES/64/293
3
sobre la violencia contra los niños, y observando que se ha nombrado a la
Representante Especial del Secretario General sobre la violencia sexual en los
conflictos,
Recordando que, atendiendo a la solicitud formulada por el Consejo
Económico y Social en su resolución 2006/27, de 27 de julio de 2006, relativa al
fortalecimiento de la cooperación internacional para prevenir y combatir la trata de
personas y proteger a sus víctimas, que se reforzó mediante la resolución 61/180 de
la Asamblea General, relativa a las medidas para mejorar la coordinación de la lucha-LEER MAS-
contra la trata de personas, se estableció el Grupo Interinstitucional de coordinación
contra la trata de personas con el fin de promover la coordinación y la cooperación
entre los organismos competentes de las Naciones Unidas y demás organizaciones
internacionales que participan en la lucha contra la trata de seres humanos,
Reconociendo que el lanzamiento, en marzo de 2007, de la Iniciativa mundial
de las Naciones Unidas para luchar contra la trata de personas por la Oficina de las
Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, en asociación con la Organización
Mundial del Trabajo, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para
los Derechos Humanos, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, la
Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa y la Organización
Internacional para las Migraciones, y el Foro de Viena para combatir la trata de
personas, celebrado del 13 al 15 de febrero de 2008, ofrecieron a todos los agentes
que luchan contra la trata, incluidas las Naciones Unidas, los gobiernos y las
organizaciones de la sociedad civil, un foro mundial para compartir las experiencias
respectivas y volvieron a poner de relieve la necesidad de hacer frente
colectivamente a la trata de seres humanos de manera polifacética y holística,
Recordando el debate temático sobre la trata de seres humanos celebrado por
la Asamblea General el 3 de junio de 2008, en que se proporcionó a los Estados
Miembros un foro para deliberar especialmente sobre las tres P (prevención,
protección y procesamiento), y el diálogo temático interactivo sobre el tema
“Adopción de medidas colectivas para poner fin a la trata de seres humanos”, que
celebró la Asamblea el 13 de mayo de 2009 y en el cual se subrayó la importancia
de que los Estados Miembros y demás interesados, incluidas las organizaciones
regionales e internacionales, las organizaciones no gubernamentales, el sector
privado y los medios de comunicación, fortalecieran las medidas colectivas,
Reconociendo la importancia de la Conferencia de las Partes en la Convención
de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, que se
estableció con objeto de mejorar la capacidad de los Estados partes para combatir la
delincuencia organizada transnacional y de promover y examinar la aplicación de la
Convención y del Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas,
especialmente mujeres y niños,
Reconociendo también las decisiones 1/5, de 7 de julio de 2004, 2/3, de 20 de
octubre de 2005, 3/3 de 18 de octubre de 2006, y 4/4, de 17 de octubre de 2008,
relativas a la aplicación del Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de
personas, especialmente mujeres y niños, aprobadas en la Conferencia de las Partes
en la Convención13,
_______________
13 Véase CTOC/COP/2004/6, cap. I, CTOC/COP/2005/8, cap. I, CTOC/COP/2006/14, cap. I, y
CTOP/COP/2008/19, cap. I.
A/RES/64/293
4
Recordando los mecanismos e iniciativas subregionales, regionales e
interregionales pertinentes, como el Foro Fundacional de Doha de la Iniciativa árabe
para el fomento de la capacidad nacional de lucha contra la trata de personas; el
Plan de Acción para combatir la trata de personas, especialmente de mujeres y
niños, de la Reunión de países de Asia y Europa; la Declaración contra la trata de
personas, en particular de mujeres y niños, de la Asociación de Naciones del Asia
Sudoriental; el Proceso de Bali sobre el contrabando y la trata de personas y la
delincuencia transnacional conexa; el Plan de Acción sobre cooperación en la lucha
contra la delincuencia, en particular en sus formas organizadas, de la Organización
de Cooperación Económica del Mar Negro; el Grupo de Trabajo sobre la trata de
seres humanos del Consejo de Estados del Mar Báltico; el Acuerdo de cooperación
para luchar contra la trata de personas y el tráfico de órganos y tejidos humanos de
la Comunidad de Estados Independientes; la Coalición Centroamericana contra la
Trata de Personas; la Iniciativa Ministerial Coordinada del Mekong para combatir la
trata de personas; el Convenio del Consejo de Europa sobre la lucha contra la trata
de personas; la Declaración de la Comunidad Económica de los Estados de África
Occidental sobre la lucha contra la trata de personas; el Plan de Acción conjunto de
la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental y la Comunidad
Económica de los Estados de África Central de lucha contra la trata de personas,
especialmente de mujeres y niños; la Conferencia Internacional de Manama sobre el
tema “La encrucijada de la trata de personas: la asociación entre los sectores público
y privado”; el Plan de Acción para la lucha contra la trata de personas del Mercado
Común del Sur (MERCOSUR); el Plan de trabajo contra la trata de personas en el
hemisferio occidental de la Organización de los Estados Americanos; el Plan de
Acción de Uagadugú para luchar contra la trata de seres humanos, especialmente de
mujeres y niños; el Plan de Acción de la Organización para la Seguridad y la
Cooperación en Europa contra la trata de personas; el Plan de Acción de la
Conferencia Regional sobre Migración; la Convención de la Asociación del Asia
Meridional para la Cooperación Regional sobre la prevención y la lucha contra la
trata de mujeres y niños con fines de prostitución; el Grupo de Tareas sobre el
tráfico en seres humanos, del Pacto de Estabilidad para Europa Sudoriental de la
Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa; y el Programa de
Estocolmo para 2010-2014 de la Unión Europea y su Plan de Acción en que se
establecen las prioridades en materia de justicia y asuntos de interior y se crea la
figura del coordinador contra la trata de personas,
Reconociendo la necesidad de elaborar un plan de acción mundial contra la
trata de personas que:
a) Promueva la ratificación universal de la Convención de las Naciones
Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y el Protocolo para
prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños,
así como otros instrumentos internacionales pertinentes que se refieren a la trata de
personas, y refuerce la aplicación de los instrumentos existentes contra la trata de
personas,
b) Ayude a los Estados Miembros a reforzar sus compromisos políticos y
obligaciones jurídicas de prevenir la trata de personas y luchar contra ella,
c) Promueva respuestas amplias, coordinadas y sistemáticas en los planos
nacional, regional e internacional, para luchar contra la trata de personas,
d) Promueva un enfoque basado en los derechos humanos y que tenga en
cuenta el género y la edad al hacer frente a todos los factores que contribuyen a que
A/RES/64/293
5
las personas sean vulnerables a la trata y fortalecer la respuesta de la justicia penal,
lo cual es necesario para prevenir la trata de personas, proteger a sus víctimas y
procesar a sus autores,
e) Conciencie al sistema de las Naciones Unidas y también a los Estados y
demás interesados, como el sector privado, la sociedad civil y los medios de
comunicación internacionales y nacionales, así como a la población en general,
f) Promueva la cooperación y la coordinación entre todos los interesados
pertinentes, incluidos los Estados Miembros, las organizaciones internacionales, las
organizaciones de la sociedad civil y el sector privado, así como entre las diversas
entidades del sistema de las Naciones Unidas, teniendo en cuenta las mejores
prácticas existentes y las enseñanzas obtenidas,
1. Aprueba la presente resolución y su anexo como el Plan de Acción
Mundial de las Naciones Unidas para combatir la trata de personas;
2. Decide presentar oficialmente el Plan de Acción en una reunión de alto
nivel de la Asamblea General de un día de duración e insta a los Estados Miembros,
las Naciones Unidas y demás organizaciones internacionales, regionales y
subregionales, así como a la sociedad civil, incluidas las organizaciones no
gubernamentales, el sector privado y los medios de comunicación, a que ejecuten
plena y efectivamente las disposiciones pertinentes del Plan de Acción y las
actividades que allí se indican;
3. Insta a los Estados Miembros que aún no lo hayan hecho a que, con
carácter prioritario, consideren la posibilidad de ratificar la Convención de las
Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional3 y el Protocolo
para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y
niños, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la
Delincuencia Organizada Transnacional4, o de adherirse a ellos, habida cuenta de la
esencial función que desempeñan esos instrumentos en la lucha contra la trata de
personas, e insta también a los Estados partes en dichos instrumentos a que los
apliquen plena y efectivamente;
4. Decide establecer, de conformidad con el párrafo 38 del anexo de la
presente resolución, el Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas de contribuciones
voluntarias para las víctimas de la trata de personas, especialmente mujeres y niños,
solicita al Secretario General que tome todas las medidas necesarias para su eficaz
funcionamiento, y reconoce las contribuciones que se han hecho y se están haciendo
a otras fuentes de financiación que sustentan los esfuerzos por combatir la trata de
personas;
5. Solicita al Secretario General que, en el marco de las obligaciones
existentes de presentación de informes a la Asamblea General en relación con el
tema de prevención del delito y justicia penal, incluya una sección sobre la
aplicación del Plan de Acción por el sistema de las Naciones Unidas;
6. Decide evaluar en 2013 los progresos realizados en la aplicación del Plan
de Acción y solicita al Secretario General que tome todas las medidas necesarias a
ese respecto;
7. Solicita al Secretario General que presente propuestas para financiar las
necesidades de personal y programáticas de la Secretaría indispensables para
fortalecer la capacidad de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el
Delito conforme a lo indicado en el Plan de Acción mediante la reasignación de
A/RES/64/293
6
recursos en el contexto del proyecto de presupuesto por programas para el bienio
2012-2013.
109ª sesión plenaria
30 de julio de 2010
Anexo
Plan de Acción Mundial de las Naciones Unidas para combatir la
trata de personas
Nosotros, los Estados Miembros de las Naciones Unidas, reafirmamos nuestro
compromiso de poner fin al horrible delito de la trata de personas, especialmente de
mujeres y niños, expresamos nuestra determinación de prevenir y combatir la trata
de personas, de proteger y asistir a las víctimas de la trata de personas, de enjuiciar
los delitos de trata de personas y de promover alianzas para reforzar la coordinación
y la cooperación, y decidimos traducir nuestra voluntad política en medidas
concretas adoptando un plan de acción a fin de:
1. Condenar sistemática y enérgicamente la trata de personas, actividad criminal
que atenta contra la dignidad humana y tiene efectos negativos en el desarrollo, la
paz y la seguridad y los derechos humanos;
2. Reconocer que por “trata de personas” se entenderá la captación, el transporte,
el traslado, la acogida o la recepción de personas, mediante la amenaza o el uso de
la fuerza u otras formas de coacción, el rapto, el fraude, el engaño o el abuso de
poder o de una situación de vulnerabilidad o la concesión o recepción de pagos o
beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre
otra con fines de explotación, lo que incluye, como mínimo, la explotación de la
prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios
forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la
extracción de órganos, según se establece en el Protocolo para prevenir, reprimir y
sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, que complementa la
Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada
Transnacional (en adelante “Protocolo relativo a la trata”)4;
3. Asegurar que promover y proteger los derechos humanos de las víctimas de la
trata de personas, prevenir la trata de personas haciendo frente a los factores
sociales, económicos, culturales, políticos y de otra índole que contribuyen a ese
fenómeno y reforzar la respuesta del sistema de justicia penal sean aspectos
fundamentales de la labor destinada a prevenir y combatir la trata de personas y
proteger, ayudar y resarcir a las víctimas;
4. Tomar medidas urgentes para prevenir la trata de personas, proteger a sus
víctimas y procesar a los autores, así como reforzar las alianzas establecidas a esos
efectos promoviendo y considerando con carácter prioritario la ratificación de la
Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada
Transnacional3 y el Protocolo relativo a la trata, o la adhesión a estos, al igual que
otros instrumentos internacionales pertinentes, como el Convenio sobre el trabajo
forzoso, 1930 (Núm. 29) y el Convenio sobre las peores formas de trabajo infantil,
1999 (Núm. 182) de la Organización Internacional del Trabajo, la Convención
suplementaria sobre la abolición de la esclavitud, la trata de esclavos y las
instituciones y prácticas análogas a la esclavitud5, la Convención sobre los Derechos
del Niño6 y sus Protocolos facultativos relativos a la venta de niños, la prostitución
infantil y la utilización de niños en la pornografía7 y a la participación de niños en
A/RES/64/293
7
los conflictos armados8, y la Convención para la eliminación de todas las formas de
discriminación contra la mujer9;
5. Reconocer que, de conformidad con el artículo 32 de la Convención contra la
Delincuencia Organizada Transnacional, se ha establecido la Conferencia de las
Partes en la Convención con objeto de mejorar la capacidad de los Estados partes
para promover y examinar la aplicación de la Convención, incluido el Protocolo
relativo a la trata, y tomar nota de las iniciativas en curso encaminadas a explorar
opciones relativas a un mecanismo apropiado y eficaz que preste asistencia a la
Conferencia de las Partes en la Convención en el examen de la aplicación de la
Convención;
6. Tomar en cuenta las actividades y recomendaciones del Grupo de trabajo
provisional de composición abierta sobre la trata de personas establecido por la
Conferencia de las Partes en la Convención;
7. Apoyar al Consejo de Derechos Humanos y contribuir a su labor sobre la
cuestión de la promoción y protección de los derechos humanos de todos en la lucha
contra la trata de personas;
8. Apoyar la función y los mandatos de los relatores especiales sobre la trata de
personas, especialmente mujeres y niños; las formas contemporáneas de la
esclavitud, incluidas sus causas y consecuencias; la violencia contra la mujer, sus
causas y consecuencias; y la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización
de niños en la pornografía; los representantes especiales del Secretario General
sobre la violencia contra los niños y sobre la violencia sexual en los conflictos, así
como de otros relatores especiales y representantes competentes. Los titulares de
mandatos deberían prestar asistencia a los Estados ofreciéndoles asesoramiento
concreto, manteniendo el enlace con las Naciones Unidas y las organizaciones
regionales y presentando informes sobre estas cuestiones;
9. Reafirmar la función fundamental que tiene la labor de la Oficina de las
Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en la lucha mundial contra la trata de
personas, en particular en lo que atañe a prestar asistencia técnica con el fin de dar
aplicación a la Convención y el Protocolo relativo a la trata, aprovechando los
instrumentos existentes para fomentar la capacidad, las enseñanzas obtenidas y los
servicios de expertos disponibles en las organizaciones internacionales, incluido el
Marco internacional de acción para aplicar el Protocolo relativo a la trata de
personas14;
10. Reafirmar la importante labor de la Oficina del Alto Comisionado de las
Naciones Unidas para los Derechos Humanos, el Fondo de las Naciones Unidas para
la Infancia, la Organización Internacional del Trabajo y la Organización
Internacional para las Migraciones en la lucha mundial contra la trata de personas;
11. Instar encarecidamente a todas las entidades de las Naciones Unidas
responsables a que coordinen sus esfuerzos para luchar contra la trata de personas
eficazmente y proteger los derechos humanos de sus víctimas, incluso por conducto
del Grupo Interinstitucional de coordinación contra la trata de personas y la
Iniciativa mundial de las Naciones Unidas para luchar contra la trata de personas;
_______________
14 Se puede consultar en http://www.unodc.org/unodc/en/human-trafficking/publications.html.
A/RES/64/293
8
I. Prevención de la trata de personas
12. Hacer frente a los factores sociales, económicos, culturales, políticos y de otra
índole que hacen a las personas vulnerables a la trata, como la pobreza, el
desempleo, la desigualdad, las emergencias humanitarias, que incluyen los
conflictos armados y los desastres naturales, la violencia sexual, la discriminación
por motivos de género, la exclusión y marginación sociales, así como una cultura de
tolerancia respecto de la violencia contra las mujeres, los jóvenes y los niños;
13. Comprometerse a hacer frente a todas las formas de trata de personas
dondequiera que ocurran;
14. Incorporar la cuestión de la trata de personas en las políticas y programas más
generales de las Naciones Unidas destinados a afrontar las cuestiones de desarrollo
económico y social, derechos humanos, estado de derecho, buena gobernanza,
educación y reconstrucción después de los desastres naturales y los conflictos;
15. Adoptar y aplicar políticas y programas amplios a nivel nacional y, cuando
corresponda a nivel subregional y regional, para prevenir todas las formas de trata
de personas que se ajusten a las políticas y programas pertinentes de migración,
educación, empleo, igualdad entre los géneros, empoderamiento de la mujer y
prevención del delito, con arreglo a los instrumentos internacionales de derechos
humanos pertinentes;
16. Llevar a cabo investigaciones y reunir datos debidamente desglosados que
permitan analizar correctamente el carácter y el alcance de la trata de personas;
17. Elaborar o reforzar procesos encaminados a identificar a las víctimas, como
los que han desarrollado, entre otros, la Oficina de las Naciones Unidas contra la
Droga y el Delito y otras organizaciones, incluidas medidas no discriminatorias
apropiadas que permitan identificar a las víctimas de la trata de personas entre las
poblaciones vulnerables;
18. Promover campañas de concienciación dirigidas a las personas que corren el
riesgo de ser víctimas de la trata y a la población en general mediante la educación y
una participación eficaz de los medios de comunicación, las organizaciones no
gubernamentales, el sector privado y los dirigentes comunitarios para desalentar la
demanda que fomenta la explotación de personas, especialmente de mujeres y niños,
y que conduce a la trata, así como reunir y difundir las mejores prácticas en la
ejecución de esas campañas;
19. Destacar la función de la educación para concienciar sobre la prevención de la
trata de personas y promover la educación, en particular en materia de derechos
humanos, y el aprendizaje de esos derechos como forma sostenible de prevenir la
trata de personas;
20. Reforzar la labor relativa a proporcionar documentos de identidad, como el
registro de los nacimientos, para reducir el riesgo de trata de personas y ayudar a
identificar a las víctimas;
21. Aumentar y apoyar las actividades de prevención en los países de origen,
tránsito y destino prestando especial atención a la demanda que fomenta todo tipo
de trata y a los bienes y servicios que se producen como consecuencia de la trata;
22. Adoptar y aplicar medidas concretas en el plano nacional para combatir la trata
destinada a la explotación laboral y procurar educar a los consumidores acerca de
esas medidas;
A/RES/64/293
9
23. Fortalecer o seguir fortaleciendo la capacidad de los funcionarios encargados
de hacer cumplir la ley, así como los de inmigración, educación, bienestar social,
trabajo y otros ámbitos para prevenir la trata de personas, teniendo en cuenta la
necesidad de respetar los derechos humanos y las cuestiones relativas a los niños y
las mujeres, así como alentar la cooperación, según corresponda, con la sociedad
civil, las organizaciones no gubernamentales y otras organizaciones competentes;
24. Alentar a las Naciones Unidas a que intensifiquen su colaboración con los
Estados Miembros y las organizaciones internacionales, regionales y subregionales
competentes para determinar y difundir las mejores prácticas de prevención de la
trata de personas;
II. Protección y asistencia para las víctimas de la trata de personas
25. Reafirmar que la promoción y protección de los derechos humanos de todos y
la adopción de medidas efectivas para responder a la trata de personas son tareas
complementarias que se refuerzan mutuamente;
26. Destacar la necesidad de promover y proteger los derechos de las víctimas de
la trata de personas y de reintegrar a las víctimas en la comunidad teniendo en
cuenta los Principios y Directrices recomendados sobre los derechos humanos y la
trata de personas elaborados por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones
Unidas para los Derechos Humanos15 y las Directrices sobre la protección de los
niños víctimas de la trata elaboradas por el Fondo de las Naciones Unidas para la
Infancia16;
27. Asegurar que las víctimas de la trata de personas sean consideradas víctimas
de un delito y que las leyes nacionales penalicen efectivamente todas las formas de
trata;
28. Examinar los servicios que los países ponen al alcance de las víctimas de la
trata de personas de conformidad con la Convención y el Protocolo relativo a la
trata, reforzar esos servicios en caso necesario y apoyar el establecimiento o
refuerzo de los mecanismos de remisión que correspondan;
29. Fortalecer o seguir fortaleciendo la capacidad de los funcionarios competentes
que tengan probabilidades de encontrar e identificar a posibles víctimas de la trata
de personas, como el personal encargado de hacer cumplir la ley, los funcionarios de
control de fronteras, los inspectores del trabajo, los funcionarios de consulados y
embajadas, los jueces y fiscales y el personal de mantenimiento de la paz, y asegurar
que se disponga de los recursos necesarios en los sectores e instituciones
pertinentes, incluidos los de la sociedad civil;
30. Instar a los gobiernos a que adopten todas las medidas que correspondan para
asegurar que las víctimas identificadas de la trata de personas no sean penalizadas
por haber sido objeto de tráfico ni sean victimizadas como consecuencia de medidas
adoptadas por las autoridades gubernamentales;
31. Proteger la intimidad y la identidad y garantizar la seguridad de las víctimas de
la trata de personas a lo largo de todas las actuaciones penales y proteger a sus
familiares cercanos y a los testigos, según corresponda, de las represalias de los
_______________
15 E/2002/68/Add.1.
16 Se puede consultar en http://www.unicef.org/ceecis/0610-Unicef_Victims_Guidelines_en.pdf.
A/RES/64/293
10
tratantes, garantizando su seguridad de conformidad con los artículos 24 y 25 de la
Convención;
32. Prestar asistencia y servicios para la recuperación y rehabilitación física,
sicológica y social de las víctimas de la trata, en cooperación con las organizaciones
no gubernamentales y otras organizaciones y sectores de la sociedad civil
pertinentes;
33. Instar a los Estados partes a considerar la posibilidad de adoptar medidas
legislativas u otras medidas apropiadas que permitan a las víctimas de la trata de
personas permanecer en su territorio temporal o permanentemente, cuando proceda,
de conformidad con la Convención y el Protocolo relativo a la trata;
34. Asegurar que los países de origen acepten el regreso de sus nacionales que
sean víctimas de la trata de personas y garantizar que ese regreso se lleve a cabo en
las debidas condiciones de seguridad y, preferentemente tenga carácter voluntario,
de conformidad con la Convención y el Protocolo relativo a la trata;
35. Aprobar leyes laborales en los países de origen, tránsito y destino en que se
establezcan derechos y medidas de protección para los trabajadores que limiten el
riesgo de que sean víctimas de la trata;
36. Prestar servicios especializados a las víctimas identificadas de la trata de
personas, de conformidad con la Convención y el Protocolo relativo a la trata y
otros instrumentos pertinentes, incluido el acceso a servicios de salud, como los
servicios de prevención, tratamiento, atención y apoyo en relación con el VIH y el
SIDA y otras enfermedades de transmisión sanguínea y contagiosas a las víctimas de
la trata de personas que hayan sido explotadas sexualmente, teniendo en cuenta que
la trata de seres humanos con fines de explotación sexual tiene repercusiones
graves, inmediatas y a largo plazo en la salud, incluida la salud sexual y
reproductiva;
37. Proporcionar una asistencia y una protección apropiadas, teniendo en cuenta el
interés superior del niño, a los niños que hayan sido víctimas de la trata de personas
o corran riesgo de serlo, prestando servicios y adoptando medidas apropiados para
su bienestar físico y psicológico, así como su educación, rehabilitación y
reintegración, en coordinación con los sistemas existentes de protección de la
infancia;
38. Establecer el Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas de contribuciones
voluntarias para las víctimas de la trata de personas, especialmente mujeres y niños,
con el fin de prestar asistencia humanitaria, jurídica y financiera a las víctimas de la
trata de personas a través de los cauces de asistencia establecidos, como las
organizaciones gubernamentales, intergubernamentales y no gubernamentales, fondo
que funcionará como subsidiario del Fondo de las Naciones Unidas para la
Prevención del Delito y la Justicia Penal, gestionado por la Oficina de las Naciones
Unidas contra la Droga y el Delito, y será administrado de conformidad con el
Reglamento Financiero y la Reglamentación Financiera Detallada de las Naciones
Unidas17 y otras disposiciones pertinentes, con el asesoramiento de una junta de
síndicos integrada por cinco personas con experiencia en el ámbito de la trata de
personas, que serán nombradas por el Secretario General en consulta con los
Estados Miembros y con el Director Ejecutivo de la Oficina de las Naciones Unidas
_______________
17 ST/SGB/2003/7.
A/RES/64/293
11
contra la Droga y el Delito teniendo debidamente en cuenta la distribución
geográfica equitativa;
39. Adoptar medidas para asegurar que las víctimas de la trata puedan ser
indemnizadas por los daños sufridos, de conformidad con la Convención y el
Protocolo relativo a la trata;
40. Reconocer la importante función que tienen las organizaciones de la sociedad
civil en lo que atañe a prestar asistencia a las víctimas de la trata de personas,
empoderarlas y ayudarlas a obtener reparación, así como a facilitar la atención y la
prestación de servicios apropiados a las víctimas, entre otras cosas, mediante una
estrecha coordinación y cooperación con las autoridades encargadas de hacer
cumplir la ley;
41. Asegurar que los sistemas jurídicos y administrativos nacionales prevean
medidas para informar a las víctimas de la trata de personas, en un idioma que
comprendan, acerca de los derechos que les reconoce la ley y las actuaciones
judiciales y administrativas pertinentes, y para facilitar su acceso a servicios de
asistencia para permitir que sus opiniones y preocupaciones se presenten y
examinen en las etapas apropiadas de esas actuaciones contra los delincuentes sin
que ello menoscabe los derechos de la defensa, de conformidad con la Convención y
el Protocolo relativo a la trata;
42. Ofrecer a las víctimas de la trata de personas el tiempo suficiente para
recuperarse y la oportunidad de consultar a asesores apropiados que los ayuden a
adoptar decisiones en relación con la cooperación con las autoridades encargadas de
hacer cumplir la ley y su participación en las actuaciones judiciales;
III. Enjuiciamiento de los delitos de trata de personas
43. Aplicar todos los instrumentos jurídicos pertinentes que penalicen la trata de
personas, incluso adoptando las siguientes medidas:
a) Enjuiciar delitos de trata de personas que abarquen todas las formas de
explotación, promulgar leyes que penalicen la trata de personas, especialmente
mujeres y niños, y hacer cumplir y reforzar las existentes;
b) Aprobar leyes y otras medidas necesarias para penalizar el intento de
cometer un delito, la participación como cómplice en la comisión de un delito y la
organización o dirección de otras personas con miras a la comisión de un delito,
como se establece en el Protocolo relativo a la trata, la Convención sobre la
eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, la Convención
sobre los Derechos del Niño y sus Protocolos facultativos y otros instrumentos
pertinentes, según proceda;
c) Combatir y procesar a los grupos de la delincuencia organizada que se
dedican a la trata de personas.
44. Asegurar que se responsabilice a todas las categorías de tratantes de personas,
incluidas las personas y entidades jurídicas, según corresponda, con arreglo a los
instrumentos internacionales pertinentes;
45. Aumentar las investigaciones de presuntos casos de trata, reforzar los medios
para combatir la trata, procesar a los autores, incluso mediante una congelación de
activos más sistemática con miras a su decomiso, según lo dispuesto en el
artículo 12 de la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia
A/RES/64/293
12
Organizada Transnacional, y asegurar que las penas sean proporcionales a la
gravedad del delito;
46. Aprovechar la asistencia técnica proporcionada para reforzar la respuesta del
sistema de justicia penal a la trata de personas, incluida la proporcionada por la
Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito;
47. Investigar, procesar y sancionar a los funcionarios públicos corruptos
involucrados en la trata de personas o que la facilitan y promover una política de
tolerancia cero respecto de esos funcionarios corruptos, de conformidad con la
Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción18 y la Convención contra
la Delincuencia Organizada Transnacional;
48. Reforzar o seguir reforzando la coordinación y la cooperación entre Estados
para combatir los delitos que puedan estar relacionados con la trata de personas,
como el blanqueo de capitales, la corrupción, el contrabando de migrantes y todo
tipo de delincuencia organizada;
49. Alentar a las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley, de inmigración,
de control de fronteras u otras autoridades pertinentes de los Estados interesados a
cooperar entre sí intercambiando información con pleno respeto de las leyes
nacionales, como las leyes de protección de datos, y seguir promoviendo la
cooperación entre los países de origen, tránsito y destino para mejorar las
investigaciones, los enjuiciamientos y la detección de redes de trata;
IV. Refuerzo de las alianzas contra la trata de personas
50. Reconocer que el fomento de la capacidad es un componente muy importante
de la lucha contra la trata de personas y alentar y aumentar la coordinación y la
coherencia dentro del sistema de las Naciones Unidas;
51. Alentar una cooperación y coordinación eficaces de las actividades nacionales,
bilaterales, subregionales, regionales e internacionales, especialmente entre países
de origen, tránsito y destino, y aprovechar las redes establecidas por las
organizaciones competentes para intercambiar mejores prácticas de fomento de la
capacidad con el fin de responder a la trata de personas y combatirla, destacando al
mismo tiempo la importancia de las actividades de asistencia jurídica recíproca y el
intercambio de información con pleno respeto de las leyes nacionales, como las
leyes de protección de datos, incluida la información operacional, los programas y
las mejores prácticas, para complementar la Convención y la labor realizada por la
Conferencia de las Partes en la Convención;
52. Concertar y aplicar acuerdos de asistencia jurídica recíproca y de extradición,
según corresponda, para aprehender y procesar a los responsables de la trata de
personas de conformidad con las disposiciones pertinentes del derecho nacional e
internacional, incluida la Convención;
53. Promover la cooperación y la coordinación entre las instituciones
gubernamentales, la sociedad civil y el sector privado, incluidos los medios de
comunicación, así como las organizaciones de trabajadores y de empleadores, para
reforzar las políticas y programas de prevención y protección;
_______________
18 Naciones Unidas, Treaty Series, vol. 2349, núm. 42146.
A/RES/64/293
13
54. Reforzar la cooperación entre los organismos encargados de hacer cumplir la
ley en los planos regional e internacional;
55. Intensificar la cooperación internacional, regional y subregional para combatir
la trata de personas, así como la asistencia para los países de origen, tránsito y
destino con el fin de reforzar su capacidad de prevenir todas las formas de trata de
personas;
56. Reforzar el Grupo interinstitucional de coordinación contra la trata de personas
y apoyarlo para aumentar la coordinación y cooperación entre los órganos
competentes de las Naciones Unidas, incluidos los órganos y mecanismos
establecidos en virtud de tratados de derechos humanos y otras organizaciones
internacionales;
57. Alentar a la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, los
demás organismos, fondos y programas del sistema de las Naciones Unidas y
organizaciones internacionales y regionales a seguir ayudando a los Estados
Miembros que lo soliciten a reforzar la formulación de políticas, las disposiciones
legislativas, la cooperación de los funcionarios encargados del control de fronteras y
de los encargados de hacer cumplir la ley, las campañas de concienciación y el
fomento de la capacidad, y a intercambiar y aprovechar las mejores prácticas de
asistencia a las víctimas de la trata de personas;
58. Alentar asimismo a los organismos, fondos y programas del sistema de las
Naciones Unidas a seguir aumentando la coherencia y la eficiencia de la asistencia
técnica en materia de trata de personas, de conformidad con las recomendaciones
del Grupo de trabajo intergubernamental de composición abierta sobre asistencia
técnica establecido por la Conferencia de las Partes en la Convención;
59. Instar al Secretario General a agilizar el refuerzo del Grupo Interinstitucional
de coordinación contra la trata de personas bajo la coordinación de la Oficina de las
Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, para asegurar la organización y la
coherencia generales de las actividades con que el sistema de las Naciones Unidas
responde a la trata de personas;
60. Solicitar al Secretario General que, con carácter prioritario, refuerce la
capacidad de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito para
reunir información y presentar, a partir de 2012, informes bienales sobre las
modalidades y corrientes de la trata de personas, en los planos nacional, regional e
internacional, de forma equilibrada, fiable y exhaustiva, en estrecha cooperación y
colaboración con los Estados Miembros, y para divulgar las mejores prácticas y las
enseñanzas obtenidas de las diversas iniciativas y mecanismos regionales;
61. Alentar a los Estados Miembros a considerar la posibilidad de hacer
contribuciones voluntarias a la labor de las Naciones Unidas de lucha contra la trata
de seres humanos y a estudiar fuentes adicionales de financiación en ese ámbito,
incluida la posibilidad de solicitar contribuciones del sector privado.

About these ads

Acerca de abogadolonghi

EL GRAVATAR ES DE MARIANO MORENO. EL INTELECTUAL JACOBINO DE LA REVOLUCION DE MAYO
Esta entrada fue publicada en Derecho internacional.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s