Inicio > Nietzsche > Nietzsche, el poder y los derechos.

Nietzsche, el poder y los derechos.

Karl Jasper, en su libro Nietzsche, lectura que recomiendo, al estudiar: La tarea de la gran política. Nos dice que con su pensar negativo negó que los hombres que forman un Estado o una sociedad sean por completo comunes. Para el son por completo dispares. Y cita textual: “No hay derechos del hombre” Negó la existencia de un derecho en si mismo. Todo lo que salió al encuentro con la pretensión de valer de un modo absoluto constituyo, para el, un ejemplo del carácter totalitario de la mentira, viendo en esta la “verdad” universalmente valida. Pagina 287 del Libro Nietzsche, apartado “La tarea de la gran política”.

¿Por qué traigo a Nietzsche? Porque fue el primero en estudiar en forma a-sistemática al  PODER, y como de los prejuicios y de las mentiras hacen verdades incólumes que nadie puede tocar. En lo concerniente a los derechos de las personas, la frase: “No hay derechos del hombre” no debemos leerla como si leyéramos un periódico de gran tirada nacional que nos aplana la opinión. ¡No! Lo que nuestro filósofo nos dice es que si existen los derechos es porque si y solo si se sostienen por la tiranía de la mentira que crea una verdad. Y la verdad, lamentablemente, la crean y la constituyen los grupos de poder para mantenerse en el y encolumnar un ejercito discursivo en el cual la palabra “derecho” solo es atendible si fue creada y reforzada por el Poder Constituido. Y este no siempre es el Estado. Sino la complejidad que hace a la matriz que se estructura bajo la orbita del Estado de Derecho sin pertenecer a la estructura estatal. Es decir que existen poderes que están por fuera del Estado, pero que estructuralmente dependen de el para sobrevivir y sujetar socialmente la opinión que detenta sus privilegios.

Los últimos días venimos viendo como desde el poder pastoral, el prejuicio político del Senado de la Nación, y desde la opinión de grupos sociales se intenta dejar a la deriva los derechos de las parejas de un mismo sexo. Y a la deriva lisa y llanamente de un recurso judicial para pedir la inconstitucionalidad del código civil para contraer matrimonio. Y como expuse arriba ese derecho es atendible bajo la orbita del poder constituido: conseguir un abogado progresista, pagarlo, presentar la inconstitucionalidad, con fallo a favor, notificar al registro civil de su jurisdicción, celebrar y contraer matrimonio, etc. Pero esto supeditado al juez natural del poder constituido que puede estar, de suyo, estructurado en ese Poder que hace a la matriz de la sociedad civil. Por ello los fallos judiciales son para el caso particular y no tienen efecto sobre el colectivo a tutelar. Así se trama el Derecho Civil sin otro acceso que la inconstitucionalidad.

Y Jasper interpreta a Nietzsche cuando escribe que solo los hombres deciden acerca de la jerarquía y del valor del hombre y sobre lo que debe regir como verdadero porque únicamente decidirá el tipo humano que tenga el poder efectivo. Y agrega: Desde el punto de vista político significaría luchar por el poder estatal, en el sentido de la gran política significa luchar por las ideas creadoras que acuñan y    transforman a los hombres. El mismo Nietzsche en el libro tercero “Fundamentos de una nueva valoración” parágrafo 492 del tratado de La Voluntad De Poder escribe: -en mi criterio las verdades”a priori“, mas firmemente creídas son creencias provisionales; ley de causalidad, por ejemplo, hábitos muy bien ejercitados de la creencia, de tal arraigo que el hecho de no creerlos terminaría con la especie, pero ¿Son por esto verdades?  ¡Valiente razonamiento! ¡Como si la verdad se demostrase por la sustancia del hombre!

Nuestros Senadores saben que en la inteligencia de la Constitución Nacional los pactos internacionales de Derechos Humanos comprometen a la Argentina a su cumplimiento, velar por su respeto y a tutelar los derechos de las personas sin distinción alguna, sea por raza o SEXO; El Senado violando los pactos suscriptos hacen responsables a La Nación frente a la justicia nacional e internacional. Ellos mismos atentan contra la jerarquía de la Constitución. Pero es preponderante el poder pastoral que esta naturalizado en el cerebro de millones de compatriotas. La practica política debe acuñar un nuevo tipo de sociedad, abierta e igualitaria o la sociedad misma la acuñara; pero esto ultimo implicaría pelear desde la base antropológica del país y las minorías están en desventaja por dos siglos. El llamado es a los políticos que deben abrir los ojos. Y votar a conciencia es ante todo ser consciente del otro y sus derechos

Karl Jasper. Nietzsche.

Anuncios
Categorías:Nietzsche
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: