El periodo de sospecha en la quiebra.

Como leerán el periodo de sospecha en el concurso o en la quiebra, a pesar de la reforma legislativa, no ha menoscabado su discurso o aplicación en el fuero comercial.

Follow abogadolonghi on Twitter

CONCURSOS. EFECTOS SOBRE ACTOS PERJUDICIALES A LOS ACREEDORES. ACTOS
CELEBRADOS CON CONOCIMIENTO DEL ESTADO DE CESACION DE PAGOS. ACCION
REVOCATORIA CONCURSAL. PRUEBA. PRESUNCIONES. CESION DE BOLETO DE
COMPRAVENTA DE INMUEBLE.

23.3.4

1. LA TRANSMISION DEL DOMINIO ES REVOCABLE, SI LA CESION DEL BOLETO DE
COMPRAVENTA, LA TOMA DE POSESION DEL INMUEBLE, EL PAGO Y LA ESCRITURACION
OCURRIERON DURANTE EL PERIODO DE SOSPECHA, Y LOS CESIONARIOS CONOCIERON EL
ESTADO DE INSOLVENCIA DEL VENDEDOR (LC 123).
2. LA CESACION DE PAGOS NO PUDO SER INADVERTIDA SI LA OBRA ESTABA PARALIZADA,
EL VENDEDOR ESTABA EN MORA EN LA ENTREGA DE LAS UNIDADES Y EXISTIAN EMBARGOS Y
DIFICULTADES PARA ESCRITURAR.

DIAZ CORDERO – MORANDI – PIAGGI

CIGAIF SA S/ QUIEBRA C/ KRAFF, FEDOR.
6/03/89

CAMARA COMERCIAL: B

LEY 19551: 123

TEMA: CONCURSOS

CONCURSOS: EFECTOS SOBRE ACTOS PERJUDICIALES A LOS ACREEDORES.
ACTOS CELEBRADOS CON CONOCIMIENTO DEL ESTADO DE CESACION DE
PAGOS. ACCION REVOCATORIA CONCURSAL.
ENTIDADES FINANCIERAS. PRESTAMOS INTERFINANCIEROS. CANCELACION.
CESION DE CREDITO. COMPENSACION. INOPONIBILIDAD LC 119.
RESTITUCION. INTERESES.

23.3.

Cabe declarar inoponibles, en los términos de la Ley 24522: 119
frente a los acreedores concursales del banco accionante las
cesiones y compensación de créditos cuestionados, toda vez que
ha quedado demostrado en la causa el conocimiento por el
cesionario del estado de cesación de pagos que afectaba al
cedente luego fallido; que se cumplieron en el período de
sospecha y que ello causó perjuicio a los acreedores; por lo que
cabe disponer lo siguiente: a) en tanto los tres créditos
adquiridos por el banco accionado mediante cesión que le hiciera
el accionante, fueron excluidos de su activo en los términos de
la Ley 21526: 35 bis, y transmitidos a un fideicomiso, el efecto
restitutorio de la presente acción de ineficacia concursal no
los puede alcanzar (arg. art. 35 bis, ap. V, inc. “c”, y art. 51
inc. “a”, de la ley de entidades financieras; CNCom, Sala E,
26/4/01, “Banco Almafuerte S.A. s/ liquidación judicial s/
incidente de ineficacia”), por lo que no siendo posible la
restitución in natura, corresponde la reintegración del valor
pertinente; esto es, la suma de $ 1.800.962,63 correspondiente a
uno de los créditos cedidos y la suma de $ 512.599,96 referente
a las otras dos cesiones de créditos realizadas; y b) debe
reintegrar al patrimonio del accionante el importe
correspondiente al crédito que fue objeto de la compensación
declarada inoponible, esto es, la suma de $ 500.000; c) al total
de las sumas precedentemente ($ 2.813.562,59), deberán
adicionarse intereses desde la fecha de la sentencia de quiebra
del accionante, pues la restitución deviene operativa con ella,
y la declaración de inoponibilidad solamente actualiza esa
obligación (cfr. Heredia, P., “Tratado exegético de derecho
concursal”, Buenos Aires, 2005, t. 4, p. 159); los que se
calcularán a la tasa del 6% anual.

Heredia – Dieuzeide – Vassallo.

74869/01.
BANCO EXTRADER S.A. C/ BANCO FEIGIN S.A. S/ ORDINARIO (ACCION DE
REVOCATORIA CONCURSAL).
10/09/09

Cámara Comercial: D.

Ley 24522: 119.
Ley 21526: 35 bis.

FQN6.

CONCURSOS: EFECTOS SOBRE ACTOS PERJUDICIALES A LOS ACREEDORES.
ACTOS CELEBRADOS CON CONOCIMIENTO DEL ESTADO DE CESACION DE
PAGOS.
INEFICACIA.

23.3.

Cabe admitir la acción de revocatoria concursal promovida por el
síndico y declarar la ineficacia en los términos de la Ley
24522: 119, de la compraventa efectuada entre el fallido y su
cónyuge y la adquirente de un inmueble de su propiedad; toda vez
que se encuentran configurados los presupuestos enumerados en
dicha norma, en tanto:.
a) no ha mediado controversia respecto de que la transferencia
operó dentro del llamado “período de sospecha” (art. 116 de la
LC).
b) en cuanto a la existencia de perjuicio a la masa de
acreedores; si bien las partes alegaron que el inmueble
transferido por la compraventa atacada siempre perteneció a la
adquirente, tía del fallido, quien lo había adquirido con fondos
de su propiedad provenientes de la venta de una casa y el fondo
de comercio de su propiedad realizada hacía casi veinte años, en
oportunidad de trasladarse a vivir con la madre del fallido y de
haberle entregado esos fondos a éste y a otro sobrino para su
administración; y que, al enterarse de la difícil situación
económica del fallido, que lo llevara a vender su propiedad, le
entregó los fondos para que adquiriera otro departamento y la
pusiera a nombre de él y su esposa, dada su avanzada edad; pero
que, ante la oposición de los otros sobrinos, decidió
inscribirlo a su nombre ya que era ella quien efectivamente
habría aportado los fondos para su adquisición; con lo cual, la
compraventa atacada no habría generado perjuicio para la masa ya
que el dinero destinado a la compra pertenecía a la adquirente
accionada, de modo que la inscripción registral a su nombre
habría venido a “regularizar” una realidad extra-registral
subyacente, siendo que el bien nunca perteneció al fallido,
quien no erogó capital para su adquisición; sin embargo el
perjuicio a la masa se presume, siendo el tercero quien debe
acreditar su inexistencia y, en la especie, no se trajo al
proceso ninguna prueba de la efectiva celebración de las
operaciones de las que ésta dijo haber obtenido los fondos para
comprar el inmueble pese a que ambas operaciones, por su
carácter formal, debieron quedar debidamente registradas (CCIV:
1184-1° y Ley 11867) y su prueba no revestía dificultad alguna;
tampoco se probó en modo alguno el ingreso de dicho capital al
circuito financiero, ni la realización de inversiones de ningún
tipo, ni se acreditaron movimientos de valores el día en el que
se produjeron las operaciones de venta de aquéllas propiedades
ni el de la escrituración de la compra que se pretende simulada;
las únicas pruebas acercadas al proceso fueron dos declaraciones
testimoniales, una del primo del fallido y del sobrino de la
adquirente, a quien interesaba que el bien quedara en el
patrimonio de su tía viuda y sin hijos; y el otro, cuyo
testimonio no importa un conocimiento presencial de los hechos
sino a través de referencias que le efectuara el propio fallido;
por lo que no permiten formar suficiente convicción (CPR: 386 y
456) sobre el hecho de que fuera la demandada y no el fallido
quien pagó el precio del departamento.
c) en cuanto a que el tercero debe tener conocimiento de su
estado de cesación de pagos, cognición que debe ser concomitante
con el acto celebrado y que la ley exige sea probado por el
síndico; si bien es cierto que la prueba del conocimiento del
estado de cesación de pagos por el tercero contratante debe ser
positiva, rigurosa y convincente; no lo es menos que tal
cognición, se prueba -ordinariamente- por presunciones o
indicios graves, precisos y concordantes; y en la especie, la
propia adquirente ha reconocido tener una relación muy estrecha
y un trato casi de madre con el fallido; afirmó también estar
enterada de las dificultades económicas por las que atravesaba
su sobrino y que tales problemas lo habían llevado a vender su
vivienda familiar para abonar deudas, dejándolo “…en la
calle…”, lo que constituyen indicios suficientes que autorizan
a tener por configurado el conocimiento del estado de
insolvencia del deudor por parte de la compradora al momento de
celebrarse la operación.

Sala – Caviglione Fraga – Bargalló (Sala Integrada).

62017/05.
NAYAR, HORACIO ANIBAL S/ QUIEBRA C/ NAYAR, HORACIO ANIBAL S/
ORDINARIO.
26/08/09

Cámara Comercial: E.

Ley 24522: 119.
Ley 24522: 116.
Código Civil: 1184 inciso 1.
Ley 11867.
Código Procesal: 386.
Código Procesal: 456.

FPP2.

About these ads

Acerca de abogadolonghi

EL GRAVATAR ES DE MARIANO MORENO. EL INTELECTUAL JACOBINO DE LA REVOLUCION DE MAYO
Esta entrada fue publicada en Concursos y quiebras.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s