Inicio > Concursos y quiebras. > Cesacion de pagos, prueba, conocimiento.

Cesacion de pagos, prueba, conocimiento.

Follow abogadolonghi on Twitter
CONCURSOS. PRINCIPIOS GENERALES. CESACION DE PAGOS. HECHOS REVELADORES.
1. LA CESACION DE PAGOS CONSTITUYE UN ESTADO PATRIMONIAL CARACTERIZADO POR LA
IMPOSIBILIDAD DE AFRONTAR LOS COMPROMISOS QUE LO GRAVAN. ESTE ESTADO DE HECHO
SUELE COMENZAR CON UNA SERIE DE ACTOS DE SIGNIFICADO AMBIGUO, PERO QUE CON EL
TRANSCURSO DEL TIEMPO SE ACENTUAN Y REVELAN EL DESEQUILIBRIO PATRIMONIAL DEL
DEUDOR. DE ESE MODO, AQUELLOS PRIMEROS INDICIOS SI BIEN PODRIAN RESULTAR
INSUFICIENTES PARA PROVOCAR LA APERTURA DEL PROCEDIMIENTO CONCURSAL, SON
IDONEOS PARA LUEGO DETERMINAR EL INICIO DEL ESTADO DE CESACION DE PAGOS DE LA
INSOLVENTE.
2. LAS REFINANCIACIONES INCUMPLIDAS REVELAN EN PRINCIPIO, EL ESTADO DE
DESEQUILIBRIO AL VENCIMIENTO DEL TERMINO ORIGINARIO, Y QUE OBEDECE A UNA
AUSENCIA DE RECURSOS CON CARACTER PERMANENTE. NOTESE QUE TAL CONCLUSION NO SE
DESVIRTUA SI SE OMITE DEMOSTRAR QUE LA DESATENCION DE LOS CONVENIOS DE
REFINANCIACION OBEDECEN A CAUSAS DIVERSAS DE AQUELLAS QUE LLEVARON A LA
DEUDORA A SOLICITAR Y OBTENER LA ALUDIDA REFINANCIACION.
(EN IGUAL SENTIDO: SALA D, 23.9.94, “ARRIGHI, NORBERTO S/ QUIEBRA”; SALA E,
24.10.95, “CIA. TECNICA INSTRUMENTACION Y MONTAJE SA S/ QUIEBRA”; SALA A,
9.11.95, “SAI WELBERS LTDA. S/ QUIEBRA S/ INC. DE DETERM. DE FECHA DE CESACION
DE PAGOS”; SALA B, 9.12.02, “MOSZEL, LUIS BERNARDO S/ QUIEBRA”).

VIALE – MIGUEZ DE CANTORE – JARAZO VEIRAS

CIA. ARGENTINA DEL CIERRE RELAMPAGO S/ QUIEBRA.
28/05/87

CAMARA COMERCIAL: A

CONCURSOS: EFECTOS SOBRE ACTOS PERJUDICIALES A LOS ACREEDORES.
ACTOS CELEBRADOS CON CONOCIMIENTO DEL ESTADO DE CESACION DE
PAGOS. ACCION REVOCATORIA CONCURSAL.
CONOCIMIENTO DE INSOLVENCIA. PRESUNCIONES. ENTIDADES
FINANCIERAS. PRESTAMOS INTERFINANCIEROS. CANCELACION. CESION DE
CREDITOS.

23.3.

El presupuesto subjetivo del conocimiento del estado de
insolvencia o “scientia decoctionis”, puede inferirse
suficientemente acreditado a partir del hecho de que el banco
accionado aceptó un modo de cancelación de la deuda que con él
mantenía el banco accionante que no era el exclusivamente
admitido por la reglamentación del Banco Central; ya que de
acuerdo a lo que resulta de la Comunicación “A” 1774 del BCRA,
tanto las acreditaciones de los préstamos interfinancieros como
el pago de ellos debe hacerse mediante transferencias dinerarias
entre las cuentas del mutuante y el mutuario, según corresponda,
que tienen en dicha institución bancaria central; en la especie,
empero, el banco accionado no se sujetó a esa reglamentación
bancacentralista, pues lejos de haberle pagado el accionante con
transferencias dinerarias en la forma expuesta, aceptó la
cancelación de los préstamos interfinancieros mediante cesiones
“pro soluto”; semejante falta de acatamiento por parte del
accionado a la recordada Comunicación “A” 1774, susceptible
inclusive de recibir sanciones administrativas (Ley 21526: 41),
solamente puede tener racional explicación en la circunstancia
de que esa entidad bancaria conocía de la insolvencia por la que
atravesaba el accionante, a punto que lejos de exigirle a este
último la acreditación en cuenta corriente de los pesos que
adeudaba por los préstamos interfinancieros, se conformó con la
adquisición por vía de cesión de varios créditos contra
terceros; de modo que no puede alegar ignorancia acerca de lo
que le imponía la Comunicación “A” 1774 (CCIV: 20), su
trasgresión a esa normativa reglamentaria únicamente se entiende
aceptando que conocía la impotencia patrimonial de su deudor
para responder con recursos “normales” -que para el caso eran
exclusivamente los pesos debidos- las obligaciones exigibles de
que se trata y que, por ser ello así, aceptó su cancelación
mediante la cesión “pro soluto” de créditos contra terceros, lo
cual constituyó, a las claras, un pago “anormal”; en ese
contexto, frente a la presencia de negocios solutorios de pago
-como la cesión “pro solvendo”- de deudas pecuniarias vencidas y
exigibles, la anomalía del medio de pago, funciona como índice
del anormal estado del patrimonio y hace presumir el
conocimiento por el tercero del estado de insolvencia (cfr.
Provinciali, R., “Tratado de Derecho de Quiebra”, Editorial AHR,
Barcelona, 1958, t. II, ps. 238/239, n° 215).

Heredia – Dieuzeide – Vassallo.

74869/01.
BANCO EXTRADER S.A. C/ BANCO FEIGIN S.A. S/ ORDINARIO (ACCION DE
REVOCATORIA CONCURSAL).
10/09/09

Cámara Comercial: D.

Comunicación “A” 1774 del Banco Central.
Ley 21526: 41.
Código Civil: 20.

Anuncios
Categorías:Concursos y quiebras.
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: