Inicio > Concursos y quiebras., Suprema Corte Bonaerense > Extensión de quiebra. Socios ilimitadamente responsables. Quiebre dependiente o refleja (art. 160 L.C.Q.) Interpretación restrictiva. Conclusión de quiebra social.

Extensión de quiebra. Socios ilimitadamente responsables. Quiebre dependiente o refleja (art. 160 L.C.Q.) Interpretación restrictiva. Conclusión de quiebra social.

REGISTRADA BAJO EL Nº 307 (S) Fº 1735/1739
Expte. Nº 146.883 Juzgado Nº 11VER DESDE SCBA.DOC
••••••••En la ciudad de Mar del Plata, a los .9. días del mes de diciembre del año dos mil diez, se reúne la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial, Sala Tercera, en acuerdo ordinario, a efectos de dictar sentencia en autos: “Marquez, Alberto Rubén s/ Quiebra (pequeña)”, en los cuales, habiéndose practicado oportunamente el sorteo prescripto por los arts. 168 de la Constitución de la Provincia y 263 del Código Procesal, resultó que la votación debía ser en el orden siguiente: Dres. Rubén Daniel Gérez y Roberto Loustanau.
••••••••El Tribunal resolvió plantear y votar las siguientes
••••••••CUESTIONES
••••••••1) ¿Es justa la sentencia de fs. 234/235?
••••••••2) ¿Qué pronunciamiento corresponde dictar?
••••••••A LA PRIMERA CUESTION PLANTEADA EL SR. JUEZ DR. RUBEN D. GEREZ DIJO:
••••••••I.-Antecedentes:
••••••••A fs. 14/17 se presenta el Sr. Alberto R. Marquez, con el patrocinio letrado del Dr. Horacio P. Garaguso, peticionando que, de acuerdo a lo establecido en el art. 160 de la L.C.Q., se le extienda la quiebra decretada en los autos “Marquez Hnos. Sociedad Colectiva s/ quiebra”, atento a que resulta ser uno de los socios solidarios e ilimitadamente responsable de la citada sociedad colectiva.
••••••••A fs. 26/28 el a quo declara en estado de quiebra al Sr. Alberto Rubén Marquez.
••••••••A fs. 136 se presenta el síndico actuante, CPN Carlos José Naz, informando que en la presente quiebra se ha presentado un sólo acreedor que es la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires. Asimismo cumple con lo dispuesto en el art. 34 de la ley 24.522 informando que ha recibido impugnaciones por parte del fallido.
••••••••A fs. 176/190 el síndico presenta el informe individual de crédito, aconsejando la verificación del crédito insinuado por A.R.B.A. en la porción por impuestos de Ingresos Brutos en la suma de $ 56.380,48 en concepto de capital y de $ 501.055,74 en concepto de intereses y por la porción de Impuesto Inmobiliario en la suma de $ 15,08 en concepto de capital y de $ 6,95 en concepto de interés.
••••••••A fs. 75 se presenta el Dr. Horacio Garaguso en representación del fallido, solicitando se revoque la sentencia de quiebra atento que la quiebra principal “Marquez Hermanos Sociedad Colectiva s/ quiebra” ha concluido por la causal prevista en el art. 232 de la L.C.Q..
••••••••A fs. 234/vta. dictó sentencia el Señor Juez de primera instancia.
••••••••II.-La sentencia apelada.
••••••••El iudex a quo falló rechazando la solicitud de revocación de la sentencia de quiebra.
••••••••Para así decidir, consideró que la inexistencia de acreedores en la quiebra social no ha sido tipificada como causal extintiva de la quiebra del socio, que -a su entender- debe concluir por alguna de la variables contempladas en el capítulo VII del título III de la L.C.Q..
••••••••III).- Recursos deducidos
••••••••A fs. 235 apeló el Dr. Horacio P. Garaguso, en su carácter de apoderado del fallido, Sr. Alberto Rubén Marquez.
••••••••A fs. 237/39 presentó su memorial.
••••••••IV.- Agravios de los accionantes.
••••••••En apretada síntesis, se agravia del rechazo de la petición de conclusión de la quiebra extendida al socio ilimitadamente responsable por haber concluido el procedimiento falencial de la sociedad colectiva, argumentando al respecto que la quiebra principal tiene como efecto poner fin a las quiebras de los socios y que solo una artificiosa construcción contra legem, apoyada en la opinión minoritaria y aislada de un doctrinario puede fundamentar la sentencia recurrida.
••••••••En razón de lo antes expuesto, señala que “…la conclusión de la quiebra principal, importa la conclusión de la quiebra accesoria, la que solo se dicta en interés de los acreedores de la primera…”.
••••••••Manifiesta que no existiendo petición falencial de ningún acreedor particular y encontrándose revertido el hecho de la quiebra principal el cual permitió la extensión el presente proceso, su continuación solo se sustenta en la decisión judicial de declarar la quiebra de oficio, supuesto que no se encuentra contemplado en la normativa concursal.
••••••••Finalmente sostiene que la segunda infracción en que incurre el juez de grado es que si los socios no tienen responsabilidad accesoria por la sociedad ninguno de ellos se encuentra en estado de cesación de pagos, ante lo cual la posibilidad de reconocer la acreencia fiscal accesoria se encuentra cuestionada por la inexistencia de la obligación principal.
••••••••Por último, entiende que la resolución en crisis ha producido consecuencias inesperadas, pues ante la negativa -a su entender- injustificada del a quo de declarar la conclusión de la quiebra ha permitido a los procesos accesorios avanzar en instancias verificatorias.
••••••••V.- Consideración de los agravios.
••••••••Liminarmente, cabe señalar que, cuando quiebra una sociedad con socios ilimitadamente responsables -como en el sub lite- también quiebran estos últimos, pero no por hallarse en estado de insolvencia sino por la sola razón de ser socios de la sociedad fallida. Por eso, aunque su situación falencial depende de otra quiebra se habla de quiebra dependiente o refleja (Cfr. Maffia, Osvaldo, Manual de concursos, T. I, Edic. La Rocca, Bs.As., 1997, pág. 505; Truffat-Barreiro-Vicente Nicastro Coord., Homenaje al Dr. Osvaldo Maffia, Lerner Editora, Córdoba, 2008, pág. 459).
••••••••Así, la declaración de quiebra por extensión responde a la necesidad de imponer la cobertura de las obligaciones oportunamente contraídas o atribuídas al fallido, a un tercer patrimonio. Frente a un posible activo insuficiente para dar respuestas a los créditos que militan en la masa pasiva, el proceso exhibe mecanismos para ampliar las posibilidades de reparto incrementando la base imponible: las acciones de inoponibilidad, las acciones de responsabilidad de terceros, y ésta, el de la llamada quiebra refleja (art. 160 de la ley 24.522).
••••••••En tal sentido Grispo-Balbín sostienen que “…se conoce como extensión de la quiebra al procedimiento mediante el cual, los efectos de una quiebra originaria o principal, se trasladan en forma refleja a quien, prima facie, puede aparecer como un tercero ajeno a la misma. Dicho traslado opera no obstante la condición in bonis del tercero, bastando a tales fines la constatación judicial de que el sujeto al cual se pretende extender la quiebra se encuentre incurso en alguna de la situaciones enumeradas en la ley…” (Grispo, J.-Balbín, S.; Extensión de la quiebra, Edit. Ad-Hoc, Bs. As., 2000, pág. 22).
••••••••Ahora bien, en el presente proceso el fallido pretende que la sentencia de quiebra refleja, declarada como consecuencia de su calidad de socio ilimitadamente responsable, se revoque atento a que la quiebra principal de la sociedad colectiva ha concluido por la causal prevista en el art. 232 de la L.C.Q. -falta de acreedores-.
••••••••En este punto, debemos resaltar, en primer término, que existe una realidad económica que no puede desconocerse: la declaración de quiebra refleja tiene consecuencias gravísimas para el socio, por los trastornos económicos que le produce, pues el crédito se ve afectado con la declaración de falencia, la que por lo común, hace desaparecer en el acreedor la necesaria confianza en que aquél descansa: el cumplimiento normal de las obligaciones por su deudor (Cfr. Montesi, V.-Montesi, P.; Extensión de la quiebra, Edit. Astrea, Bs. As., 1997, pág. 7).
••••••••A partir de ello, debemos valorar que al instutir el art. 160 de la ley 24.522 una quiebra sin análisis de insolvencia del sujeto cuya falencia ha de declararse, se consagra una verdadera excepción a la más básica de la reglas concursales: imprescindibilidad del estado de insolvencia como presupuesto objetivo de la quiebra, esta peculiaridad -como bien señala Rouillón- impone considerarla como excepción, lo que conlleva a que al instituto de la extensión de quiebra deba interpretárselo de manera restrictiva (Cfr.Rouillón, Adolfo; Régimen de Concursos y Quiebras. Ley 24.522, 5ta. Edic., Edit. Astrea, Bs. As., 1995, p. 212 y en “¿Cuál responsabilidad ilimitada determina la extensión de la quiebra social?”, pub. en E.D., 120-804).
••••••••Por otra parte, debemos ameritar que la declaración de quiebra del socio ilimitadamente responsable supone una quiebra subsistente. Por lo que si la quiebra social concluye por algunas de las causales estatuidas por la ley falencial, el estado de quiebra del socio debe cesar.
••••••••Así, al no haber quiebra principal desaparece el “soporte externo” de la falencia del socio, esto es la cesación de pagos que motivo la declaración de la falencia de la sociedad y que es la determinante de la extensión, por lo que, ante la inexistencia de la causa que posibilitaría mantener la quiebra del socio, ésta debe ser clausurada debido a este corte del cordón umbilical (Cfr. Rivera, Julio C., Instituciones de Derecho concursal, 2da. edic., T. II; Edit. Rubinzal-Culzoni, Sta. Fe, 2003, pág. 332; Holand, Marío; Algunas particularidades en torno a la extensión de la quiebra”, en obra colectiva Homenaje al Dr. Osvaldo Maffia, Lerner Editora, Cordoba, 2008, pág. 459; Junyent Bas-Molina Sandoval, Ley de Concursos y quiebra. Comentada, T. II, Edit. LexisNexis, Cdad. de Bs. As., 2003, pág. 282; Grispo-Balbín, obra cit., pag. 275; entre otros).
••••••••En tal sentido la jurisprudencia Nacional ha expresado que “…si bien se trata de quiebra independienteen cuanto tienen masas activas y pasiva distintas, las quiebras de los socios son reflejadas en el sentido de que son consecuencia de la quiebra de la sociedad colectiva, que les sirve de presupuesto, por lo que, desaparecida la quiebra de la sociedad, deben tenerse por resueltas también las quiebras de los socios colectivos…” (Cám. Nac. Com., Sala B in re ” Ken Brown Argentina c/Severino” del 18/10/1970, cit. por Azerrad, Rafael; Extensión de la quiebra, Edit. Astrea, Bs. As., 1979, pág. 47; en el mismo sentido: Sala A del 18/10/68 pub. en L.L., 134-839; Sala C del 16/2/70, pub. en L.L., 139-178).
••••••••En consecuencia de todo lo expuesto, y valorando que en los autos “Fisco de la Pcia. de Bs. As. c/ Marquez Hnos. Sociedad Colectiva s/incidente de verificación tardio” (Expte. Nro. 145.415), esta Sala, con fecha 3/6/2010, dictó sentencia -la que se encuentra firme y consentida- declarando la conclusión de la quiebra principal “Marquez Hnos. Sociedad Colectiva s/Quiebra” (Expte. Nro. 13.679) por inexistencia de acreedores (art. 232 L.C.Q.), entiendo que desaparecida la causa de la extensión de quiebra, la falencia de los socios ilimitadamente responsables debe seguir la misma suerte, es decir su conclusión (arts. 160, 232 y ccds. de la ley 24.522, argto. doct. y jurisp. cit.).
••••••••••••Asimismo, conviene resaltar que en este proceso derivado no ha habido insinuación de acreedores personales del socio, sino que el único acreedor que ha insinuado su crédito es el mismo que se ha presentado a verificar -extemporaneamente- en la falencia principal -Fisco de la Pcia. de Bs. As.-.
••••••••En definitiva, considero que debe revocarse la sentencia de primera instancia, ordenándose la conclusión de la quiebra del Sr. Alberto Rubén Marquez.
••••••••Por los fundamentos expuestos, VOTO POR LA NEGATIVA.
••••••••El Sr. Juez Dr. Roberto Loustaunau votó en igual sentido y por los mismos fundamentos.
••••••••A LA SEGUNDA CUESTION PLANTEADA EL SR. JUEZ DR. RUBEN D. GEREZ DIJO:
••••••••Corresponde: I) Aceptar la excusación formulada a fs. 235 por la Sra. Juez, Dra. Nelida I. Zampini, a mérito de la causal invocada (art. 17 inc. 9no del C.P.C.).; II) Revocar la sentencia de fs. 234/35, y en consecuencia declarar la conclusión de la quiebra del Sr. Alberto Rubén Marquez; III) Imponer las costas en el orden causado ante la ausencia de controversia (art. 68, 2da. parte del C.P.C); IV) Diferir la regulación de honorarios para su oportunidad (arts. 31 y 51 del dec.-ley 8904/77).
ASI LO VOTO.
••••••••El Sr. Juez Dr. Roberto Loustaunau votó en igual sentido y por los mismos fundamentos.
En consecuencia se dicta la siguiente;
•••••••S E N T E N C I A
••••••••Por los fundamentos expuestos en el precedente acuerdo: I) Se acepta la excusación formulada a fs. 235 por la Sra. Juez, Dra. Nelida I. Zampini, a mérito de la causal invocada (art. 17 inc. 9no del C.P.C.).; II) Se revoca la sentencia de fs. 234/235, y en consecuencia se declara la conclusión de la quiebra del Sr. Alberto Rubén Marquez; III) Se imponen las costas en el orden causado atento a la ausencia de controversia (art. 68, 2da. parte del C.P.C). IV) Se difiere la regulación de honorarios para su oportunidad (arts. 31 y 51 del dec.-ley 8904/77). Notifíquese personalmente o por cédula (art. 135 del C.P.C.). Devuélvase.-.
RUBEN D. GEREZ. ROBERTO LOUSTAUNAU
••••••••••••••••••••••••••••PABLO D. ANTONINI
••••••••••••••••••••••••••••••••Secretario

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: