Inicio > Sin categoría > EXTENSIÓN DE LA QUIEBRA. ART 166. DIRECTORES DE SOCIEDAD ANONIMA

EXTENSIÓN DE LA QUIEBRA. ART 166. DIRECTORES DE SOCIEDAD ANONIMA

 

RESPONSABILIDAD DE REPRESENTANTES (ART. 166). DIRECTORES DE SOCIEDAD ANÓNIMA.

1 – Resulta procedente la acción de extensión de responsabilidad concursal incoada por el síndico de la sociedad anónima fallida contra sus directores. Ello así, pues la actuación de los administradores ha causado la insolvencia de la sociedad, respecto de cuya configuración se verifica: a) la generación de un significativo pasivo insusceptible de ser atendido con el activo desaparecido o cuanto menos disminuido de modo relevante, b) la omisión de presentar la documentación y libros de comercio que hicieran posible la reconstrucción del patrimonio de la sociedad y sus negocios y c) el incumplimiento de las obligaciones previsionales y sociales, son conductas que tradicionalmente calificaron como fraudulentas; y basta para ello referir lo establecido en la Ley 19551 a los efectos de establecer la conducta fraudulenta del deudor (art. 235, acap. ‘e’ incs. 1°, 6° y 11°). A ese respecto debe advertirse lo señ alado por la doctrina en cuanto a que a los efectos de determinar la responsabilidad prevista en la LCQ: 173, es útil acudir a la nómina de los actos que la Ley 19551 calificaba como fraudulentos (Martorell, E. E., “Tratado de Concursos y Quiebras”, Ed. LexisNexis, Bs. As. 2004, págs. 457/8). Es notorio que los hechos configurativos de ese obrar antijurídico, son aptos para responsabilizar a los administradores, en tanto son susceptibles de ocasionar daños a la masa de acreedores sociales, bastando para ello remitir a la existencia de un significativo pasivo concursal insoluto. Por todo lo expuesto, en los términos de la LCQ: 173, resulta procedente la acción de responsabilidad incoada.

2 – A su vez, examinada la cuestión en el ámbito del derecho societario, los señalados incumplimientos de los demandados, evidencian que desatendieron las obligaciones relativas a su cargo de directores sociales que la ley les imponía y que, en definitiva, su conducta no se ajustó a los parámetros establecidos por los citados artículos 59 y 274. Por lo tanto, corresponde responsabilizarlos solidaria e ilimitadamente por los perjuicios causados a la masa de acreedores (LCQ: 173) que -en la especie representan el total del pasivo concursal que no pueda ser cancelado mediante la liquidación de su activo; advirtiéndose que la expresada solidaridad la determina la naturaleza aquiliana de la responsabilidad relativa a la relación de los administradores con los acreedores de la sociedad que, por cierto, no es contractual.

(En igual sentido: Sala E, 22.12.09, “El Peregrino SA s/ Quiebra s/ Incidente de Acción de

Responsabilidad Promovido por la Sindicatura”).

TRANSPORTES PERPEN SA S/ QUIEBRA C/ PERPEN, ERNESTO Y OTROS S/ ORDINARIO. Bargalló – Monti – Uzal (Sala Integrada).

Categorías:Sin categoría Etiquetas:
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: